¿Cuáles son los tipos de hipotecas que existen?

Al momento de contratar una hipoteca es importante que conozcas cuáles son los tipos que existen y cuál se puede adaptar mejor a ti. Los tipos de Hipotecas son:

  • Hipoteca Fija
  • Hipoteca Varible
  • Hipoteca Mixta

Cuando te presentan éstas opciones deberías saber cuál es la diferencia entre cada una de ellas. Aquí te ayudo a que veas en qué consisten y con cuál te sentirías más identificado:

Hipoteca Fija: Una hipoteca fija tiene un mismo interés durante toda la duración y el coste será fijo. Este tipo de hipoteca te permite controlar el gasto porque se mantiene constante durante todo el plazo.

Hipoteca Variable: En una hipoteca variable el interés es diferente y el coste de la hipoteca mensual será distinto porque se compone por un diferencial (una cifra fija que se pacta con el banco) más un índice de referencia que puede fluctuar a la alza o a la baja. El más habitual es el euríbor a 12 meses.

Generalmente se aplica un tipo fijo los primeros 12 o 24 meses. 

Hipoteca Mixta: Es una mezcla de hipoteca fija y variable. Se caracterizan por dividir el préstamo en dos partes, un primer tramo fijo que puede ir entre los primeros 12 meses hasta los 10 años, y después pasan a tener un interés variable por los años restantes del plazo.

Ahora que ya conoces la diferencia de cada una, ya podrías estar preparado para tomar una decisión. De igual forma aquí en Gestibanc te ayudamos con las mejores recomendaciones para ti. 

Contáctanos

El equipo Gestibanc

¿Qué requisitos debería cumplir para solicitar una hipoteca con Gestibanc?.

Muchas veces nos planteamos la idea de por qué debemos pagar un alquiler si pudiésemos estar pagando nuestra propia casa. Para estar mas cerca de tu meta lo importante es conocer si cumples con los requisitos para poder optar por un préstamo hipotecario y así olvidarte de pagar mensualmente por algo que no es tuyo. Si cumples con los siguientes requisitos, estás muy cerca de cumplir tu meta y si no, puedes ir planeando cómo llegar a ellos:

1.- Debes contar con al menos unos ahorros correspondientes al 30% del valor de la vivienda: Esto para cubrir los gastos relacionados y para aportar la entrada de la propiedad a comprar.

¿Y si no tengo tantos ahorros?

Si no tenemos tantos ahorros, conseguir financiación será mucho más complicado, pero NO Imposible. En algunos casos, los bancos pueden ofrecernos hipotecas al 100% de financiación o, al menos, con un LTV del 90% o del 95%. Gestibanc te apoyará con todas las alternativas que tengas para que te acerques más a tu meta.

2.- Tener ingresos estables y recurrentes: Por ejemplo, en el caso de ser empleado debes contar con contrato indefinido con cierta antigüedad y con unos ingresos relativamente elevados que te den para cubrir tu nivel de vida y el pago de una hipoteca.

3.- Contar con un historial crediticio limpio y no tener muchas deudas: Si aún no consideras que puedes optar por una hipoteca, intenta no meterte en deudas que afecten tu ratio de endeudamiento, esto hará que en un futuro tengas mejor solvencia e historial. 

4.- Posibles avales o garantías: También puedes optar por avales o garantías que te ayuden a la aprobación de la hipoteca. 

No te desanimes si no cumples con los requisitos. Conocer lo que necesitas y trabajar en ello también es parte de la meta. 

Y si por el contrario los cumples, ¿Qué esperas? No sigas pagando un alquiler, contáctanos y manos a la obra.

Hola, somos GestiBanc